Blog

El día de hoy vamos a enseñarte a preparar una mascarilla que además de aportarte un semblante más joven, dejará la piel de tu cara más fresca y suave con yogurt, miel y limón; pero antes queremos hablarte de los beneficios que trae para ti.

LA MIEL

Es uno de los productos más poderosos a la hora de ayudarnos a mantener una buena imagen, ya que varios trucos de belleza están relacionados con la miel. Y por supuesto, si la combinamos con otros productos naturales, podremos preparar cremas caseras y mascarillas muy efectivas para nuestros fines.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, contiene enzimas y probióticos que ayudan no solo a eliminar el exceso de aceite de la piel, sino que también previene la aparición de granitos y es excelente para cicatrizar heridas, cortes y quemaduras.

EL YOGURT

Las personas con una piel grasa o con exceso de sebo encontrarán en el yogur al mejor aliado, ya que es una excelente alternativa natural para acabar para siempre con los granos. Este beneficio se debe a que el yogur contiene zinc y posee un pH ácido, por lo que es ideal para reducir a cero los brotes de acné.

El yogur es un aliado poderoso para desvanecer las manchas de la piel, esto se debe a que contiene ácido láctico, el cual lucha contra la pigmentación, unifica el color del cutis y contribuye a un acabado luminoso.

EL LIMÓN

Los limones tienen propiedades astringentes y antibacterianas que son grandes aliadas para combatir los molestos puntos negros favoreciendo la eliminación de toxinas y limpiando profundamente la piel.

Al ser rico en vitamina C, nos ayuda a combatir las manchas de la piel. Es un antioxidante súper poderoso que en este caso combate el envejecimiento extrínseco de la piel, a la vez que activa la producción de colágeno.


Recomendación:
Procura hacer el procedimiento de noche para que la mascarilla no pigmente el cutis con la exposición al sol.

Ingredientes:

⅓ de taza de miel

Jugo de medio limón

½ taza de yogur

Preparación:

1. Mezcla todo hasta que quede una masa compacta

2. Limpia tu rostro con agua tibia

3. Aplica en la cara y evita que toque tus ojos

4. Relájate con la mascarilla por 20 minutos

5. Enjuaga tu rostro con abundante agua fría

Te recomendamos aplicar esta mascarilla dos o tres veces por semana, así tu piel se verá más hidratada y rejuvenecida. Gracias a que se trata de ingredientes naturales, no tendrás problema alguno sobre reacciones desfavorables.

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Abrir chat